Paso de cebra

Ahora que mi hijo alcanza los dos años, me doy cuenta de lo importante que es el ejemplo de los adultos. No me refiero solamente a nosotros, sus padres y familiares cercanos, también al resto de ciudadanos.

Hablo concretamente de cruzar la calle de forma correcta. Yo intento hacerle ver el muñequito rojo como símbolo de no cruzar. El muñeco verde como señal de que ya podemos hacerlo mirando a los lados.

En el tiempo que transcurre entre uno y otro, no dejan de pasar adultos a nuestro lado que lo hacen con el muñeco en rojo. Un mal ejemplo para nuestros pequeños.

Que conste que hasta hace cuatro días yo nunca me he fijado si había niños mirando cuando he cruzado mal. Sin embargo, ojalá esta reflexión te haga pensar y me eches una mano con el pequeño Óliver.

De paso, cruzarás con más seguridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s