Juguetes, ropa y otras mentiras

Ahora que nuestro hijo se acerca a los tres años y nuestra hija está en su mes fellini (Ocho y 1/2), es cuando veo con claridad hasta qué punto la industria y la sociedad nos atemorizan con, precisamente, el paso del tiempo y los hitos alcanzados por nuestros hijos.

De entrada puedo afirmar que los juguetes diseñados para el primer año de los bebés y recién nacidos son del todo inútiles. Casi ninguno se adapta realmente a las capacidades de niños tan pequeños. De hecho, los recién llegados a este mundo suelen preferir un cartón gastado de papel de cocina antes que el juguete de veinte euros comprado en una tienda.

Corroboro el mito de que prefieren la caja en la que viene el artefacto.

Otra de las anomalías que se puede atribuir a ropa y juguetes son las franjas de edad que les asignan los fabricantes. Cuando lees en una prenda de ropa “de 1 a 3 años” piensas… es como cuando en las bodas van a ir entre 100 y 200 invitados. Se cubren pero a base de bien.

Hay una tendencia que es de agradecer y es que algunos fabricantes clasifican su ropa siguiendo criterios de medida de los niños. Como por ejemplo la altura. Quizá más engorroso pero seguro que aciertas con más facilidad.

Como conclusión al tema de los juguetes y de otras habilidades psicomotrices de nuestros hijos, puedo decir que han diferido de forma notable de lo indicado por los fabricantes y de lo que la sociedad (a través de padres de la escuela infantil) te van dictando. Bien porque ellos ya han llegado a esa pantalla o porque lo han leído en algún libro imprescindible sobre el sentido común.

Todo niño tiene derecho a tener un margen de maniobra en su crecimiento y la adquisición de conocimientos y habilidades. Sin embargo, estamos rodeados de acotaciones, de listones que saltar y de barreras que superar.

Si eres un padre o madre templado, harás caso relativo a todo eso y dejarás que tu hijo alcance sus metas con naturalidad. En caso contrario, serás de los que se reúne con el profesor del colegio porque tu hijo estornuda y quieres saber si eso es normal.

Un estrés.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s