14 cosas que aprendí con Óliver

1. Lo mejor de mi vida no terminó cuando tú naciste. Comenzó. 

2. Lo de convertirme en padre es un proceso. Lo mismo que sentirte hijo… ya me contarás. 

3. Aparte de quererte mucho, me caes muy bien. 

4. Has elevado tanto el listón de la bondad, que hay gente que se me ha quedado a la altura del betún. Otra sin embargo, me tiene alucinado por su generosidad sin límite. 

5. El día de tu primer cumpleaños descubrí que además, es el verdadero día de la madre

6. Tener un hijo no es un punto débil, es un punto fuerte. 

7. Comes genial, duermes fenomenal, sonríes mucho, eres sociable, divertido, simpático. Algo habremos hecho bien. Seguiremos así. 

8. De los diez pasos que hay en tu bote de Nidina para hacerte el biberón, me sobran siete. Demasiada tontuna (y negocio) en torno al mundo de los bebés. 

9. Te miro y tienes cara de llamarte Óliver. Hemos acertado.

10. Ahora entiendo por qué la gente tiene un segundo hijo. Para entretener al primero. 

11. El 100% de los juguetes de tu primer año de vida son una estafa. Prefieres jugar con mandos a distancia, relojes, pilas, botes de Actimel vacíos, tapones de botellas… 

12. Saber marcarte límites y no sobreprotegerte es lo mejor que he hecho por ti. 

13. Nuestra vida se parece mucho a la que teníamos antes de que nacieras. Eso es porque te estábamos esperando y tú también te has adaptado a nosotros. 

14. Eres la consecuencia más bonita del amor que siento por Ella. Para ti tu mamá, para mi la chica la canción Esdrújula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s