¿Necesitas la imagen de un menor para ser relevante en internet? (written & podcast)

Tengo un Klout que roza el 60. Dicen los expertos que no está mal. Otros expertos dicen que no significa nada porque Klout está ya demodé. Sea como fuere, el crecimiento hasta esa cantidad ha sido el resultado de un trabajo que ha dejado de lado a la sustancia dopante de la repercusión online de nuestros días: las fotos de nuestros hijos. 

Lo que me planteo cada vez que conozco a una bloguera (mayoría) o bloguero de éxito, es qué sería de su relevancia en el mundo online si dejara de usar a sus hijos como reclamo en sus fotos o videos. Que conste que digo esto sin tener del todo claro el dilema ético que supone exponer a menores de edad, que además son tus hijos, a algo tan incontrolable como es internet. Lo que tengo claro es que sin mostrar su rostro no me parece una conducta censurable. 

Me parece interesante plantear la capacidad real que tendrían estos blogueros de éxito sin esa sustancia dopante que suponen sus hijos. Por mucho que sus bitácoras sean de la temática de paternidad/maternidad, me parece que sería bueno hacer el experimento de estar tres meses renunciando a ese recurso a ver qué sucede con la repercusión de su contenido.

menores2

En esta discusión interna que hoy saco a la luz, va ganando la idea de que no tenemos derecho a explotar la imagen de nuestros hijos por mucho que seamos sus padres. No nos pertenecen en el sentido más claro del término. Creo que somos responsables de ellos, de su cuidado y protección. Punto.

Intuyo que es complicado que la semilla de unos padres exhibicionistas con sus hijos, no vaya a traer problemas en un futuro cuando sea su vástago el que exhiba su vida en internet en plena adolescencia y eso, pueda derivar en fenómenos de acoso escolar ejercitado o sufrido. También en problemas de autoimagen, autoestima, que pueden derivar en trastornos alimentarios. ¿Alarmista? 

Dejemos aparte los riesgos adicionales relacionados con el “morphing” que puede hacer que la cara de nuestro hijo/a termine en un montaje de índole sexual y absolutamente fuera de nuestro control. Periódicamente y sin faltar a su cita, se desarticula una red en nuestro país que estaba formada por gente normal. Como nosotros.

La demanda existe. 

Quizá haya llegado el momento de revisar nuestra presencia en internet, nuestros perfiles en todas las redes sociales y hasta en el propio “what´s App”, cuyas fotos de contactos se han convertido en un cotilleo para los tiempos muertos.

La pregunta se reduce al comienzo. ¿Necesitas la imagen de tu hijo, menor de edad, para ser relevante en internet?

 También puedes escucharlo aquÍ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s