Competencia desleal

En plena tormenta sobre los deberes y la conciliación, acabo de descubrir el origen del problema. Los padres y madres que anulan a sus hijos.

Ocurrió hace tan solo unos días en la escuela infantil de nuestro hijo Óliver. El trabajo era decorar unas botellas de plástico vacías. No hubo que esperar demasiado para que las psicópatas de turno se lanzaran al grupo de What´s App lamentándose de lo difícil que era, al tiempo que mostraban su ostentoso trabajo en el que su hijo/a había intervenido menos que Sergio Ramos en la vida cultural española.

deber-ok-644x362
Tranquilo inútil, que ya te lo hace mamá.

Pero no fue la única. La mayoría de los padres y madres se afanaron en presentar unos trabajos que nada tenían que ver con sus hijos. Repitieron la faena cuando la misión era decorar unas manos de cartulina con motivos navideños. Viendo las manos que llevaron algunos padres, creo que no entendieron que debían ser las extremidades de sus hijos… que son los verdaderos protagonistas y los que están matriculados en la escuela infantil.

Con esta semilla de estupidez colectiva, me temo que el futuro está jalonado de padres y madres helicóptero dispuestos a sacar las castañas del fuego a sus vástagos sin miramientos. De esta forma, educarán a unos inútiles funcionales y de paso estropearán la convivencia con los padres que somos normales… los que educamos a nuestros hijos para que se vayan de casa cuanto antes.

Psicólogos infantiles, vuestro futuro es prometedor.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s