El reto de no saludar

Es un fenómeno que me llama especialmente la atención en el trayecto de ida y vuelta caminando al colegio de nuestros hijos. Aunque solamente fuera por el ejemplo hacia sus vástagos, me llama la atención la premeditación con la que padres y madres esquivan la mirada a todo semejante que se cruza en su ruta cotidiana.

Es saludar la primera capa que nos aleja de los demás y por ende, también es la primera que podría acercarnos y por eso me llama tanto la atención que este gesto tan básico se esté perdiendo.

Entrar en una sala de espera del médico y saludar diciendo “buenas tardes” se está convirtiendo en un fenómeno paranormal. Lo que debería ser habitual, la buena educación, se ha convertido en excepción.

hello-1902045_960_720

A las habituales cabezas agachadas o miradas hipnóticas al frente usadas como escudos humanos, se les ha unido algo prácticamente infalible y que sustituye a la esfera del reloj: la pantalla del móvil. 

Debo confesar que antes de comenzar hace año y medio la aventura de la Escuela Infantil de nuestro primogénito, pensaba que nuestro nivel de socialización con otros padres a estas alturas sería mucho más elevado. Quizá haya personas que me diga que esa socialización se ha trasladado a los grupos de What´s App, habitados generalmente por madres. En ese entorno duré apenas 24 horas.

Me sigo preguntando cuántas relaciones sanas han dejado de surgir por culpa de las miradas esquivas de padres y madres, que nos acompañan en este viaje tan noble como es la educación de nuestros hijos. Cuántas amistades desde la más tierna infancia se truncarán por esta actitud tan poco ejemplarizante.

Lejos de contagiarme y resignarme a esta penosa tendencia, mañana reforzaré el gesto de saludar. Especialmente a los que se levantan cada mañana con el objetivo contrario.

AUTOR: Nacho Caballero

2 comentarios sobre “El reto de no saludar

  1. Hola Nacho. Esta mañana un pajarito llamado Twitter me trajo hasta ti. Su canto soñaba muy alto. Ahora que he leído este inspirador artículo puedo comprender que habrá sido otro de tus intentos por saludar a las personas como cada mañana. Y así fue: Nacho te sigue en Twitter. Hola soy Nacho.

    Hola Nacho:-) soy Darío.

    Y a tu reflexión añadiría justamente ese emoticono (que por los tiempos que corren se ve más bonito hecho con ‘dos puntos’, ‘un guión’ y un paréntesis, porque ya parece de otra época), el emoticono de la sonrisa. Otra de las grandes ausentes en el día a día.

    Llegué de México hace 15 años y gente maja la hay en cualquier parte. Pero yo venía con una dosis extra de sonrisas, que con el paso de los años, se ha ido diluyendo poco a poco. ¡Que majos serán los españoles, decía entonces! Y lo sois.

    Pero tengo unas ganas enormes de hacer algo por conseguir que cada día mientras uno pasea por la calle o por el metro, las miradas y las sonrisas sean correspondidas. Hola buenos días (¿te conozco?), hola que tal 🙂 (tía, has visto que tío más raro? seguro le gustas).

    Nooo. No es eso. No busco nada. No quiero nada de ti más que sentir la empatía de tu hermosa sonrisa, más que sentir tu mirada conectando con la mía. Sabina debería venir al rescate…

    Tan solo quiero que tu mirada se enrolle
    por un momento con la mía. Y hacernos cosquillas con los ojos. Tan solo quiero que tu sonrisa salada crezca tanto que sea capaz de tirar de las torres Kio.

    Tan solo quiero un hola y adiós o hasta luego.

    Hoy me conformo con tu acto valiente de saludarme esta mañana. Hola Darío, hola Nacho. Y por encontrarme con alguien a quien también le dan ganas de que vayamos desnudos por la vida. Desnudos del miedo y la duda y revestidos con el manto suave de la empatía.

    Me gusta

  2. Hola Darío:

    Me ha encantado leer tu comentario. Y más, en el tercer cumpleaños de mi hijo Óliver. Un ejemplo de la esencia de la naturalidad que poco a poco, vamos perdiendo.

    Algunos llaman madurar a lo que en realidad es pudrirse.

    Un abrazo

    Nacho

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s