14 cosas que aprendí con Alma

1.Me enseñaste que cuando crees que estás en la cima más alta del mundo, siempre hay un escalón más. Tú.

2.Tu hermano Óliver nos hace estrenar nuevos caminos. Tú sin embargo nos haces cerrar etapas que nos permiten seguir adelante.  Juntos, con más experiencia y aligerando equipaje.

3.Que seas una niña me ha obligado a repasar mis micromachismos. También los que me rodean… e intentar allanarte el camino sin protegerte más que a tu hermano.

4. Te miro y pienso que eres “mi hija”. Solo con eso, mi corazón da vueltas de campana.

5. Los que se fueron demasiado pronto, resucitan en los que llegan. En ti vive tu abuelo y tu madre. La combinación perfecta.

6. Tus primeras horas de vida conmigo me han conectado contigo para siempre. Ojalá sea recíproco.

7. Tu hermano Óliver tiene dos años de ventaja. Creo que le van a hacer falta.

051a72ef-9ca2-41a9-b22d-137c99304b2e.jpeg

8. Siempre he pensado que el segundo hijo se hace con las piezas que dejó el primero. Tú y tu hermano os complementáis a la perfección.

9. Al poco de que nacieras, supe que serías para siempre la pequeña. Y actué en consecuencia.

10. Fuiste la gota que colmó mi salto.

11. Diste sentido a la palabra “hermana” y “hermano”. Antes de ti no existían.

12. Te miro y tienes cara de llamarte Alma. Hemos acertado.

13. Poca gente puede regalar tantas sonrisas en tan solo 365 días. Gracias.

14. Contigo, ya estamos todos.

TEXTO Y FOTO: Nacho Caballero

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s