Los reclutadores vagos

Los expertos dicen que el lenguaje no verbal supone entre el 55% y el 85% de la comunicación entre las personas. Es por ello, que aunque estamos más conectados que nunca no quiere decir que nos comuniquemos mejor. Al contrario.

Muchos de esos actos en los que dos personas intercambian mensajes, carecen del elemento del lenguaje no verbal. Por lo tanto, nos estamos perdiendo la mayoría de la información que conforma la comunicación entre las personas. Porque ni siquiera la voz se utiliza de una forma normalizada. Ahora para llamar a alguien directamente al móvil hay que pedir permiso porque se considera un ataque contra la intimidad. ¿Qué es eso de hablar en directo e improvisando emociones?

No es casualidad que los emails, los mensajes de What´s App, notas de voz y demás nuevas formas de conexión entre las personas, estén jalonadas de malos entendidos e interpretaciones erróneas que en algunos casos tienen consecuencias trágicas. ¿Acaso hay un manual para calibrar cuándo usar el emoticono que da un beso con corazón? Si te suena esta historia, tienes un problema querido lector.

timthumb

Dicho esto, en los últimos años he leído como dos millones y medio de veces que la primera criba que hacen los expertos en Recursos Humanos es en internet. Es lo que se llama la “monitorización de la identidad digital de los candidatos”. Toma ya.

Es decir, se descartan candidatos/as por su presencia en la red y lo que transmitan en ella. Con el agravante de que en España el descarte ideológico sigue a la orden del día y no solo en los grandes clásicos, sino en temas como la conciliación laboral y profesional, que pesa como una losa y avisa de que “este nos va a complicar la vida”. Así de analítico.

Podemos afirmar que estos expertos en personas fían su decisión tan solo a un 15% de la información completa sobre el candidato. Pasado a limpio, si un magnífico profesional para la empresa ha sido descartado sin “escuchar” el 85% de su mensaje, cabe preguntarse si tu responsable de Recursos humanos, irónicamente, no ha hecho bien su trabajo porque tiene subcontratado a un algoritmo.

AUTOR: Nacho Caballero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s