Internet Killed the Radio Start

La revolución tecnológica ha tenido muchas consecuencias. Ha reducido el tiempo y la distancia entre las personas. Ha cambiado hábitos como ir al banco o comprar unas entradas. Ya casi nadie se plantea consumir un producto o servicio sin conocer las opiniones de otros consumidores como aval. Pero sobre todo, ha destruido en gran medida la barrera que había entre las estrellas del cine, la radio, televisión, escritura, fotografía o cualquier otro ámbito y sus fans. Muchos de ellos han dejado de serlo.

En el cine, cualquiera con un móvil de última generación puede realizar verdaderas obras de arte digitales sin necesidad de una gran superproducción. En la música, casi cualquier hijo de vecino puede hacer una canción con su propia letra, la cual hace sonrojar a gran parte de los éxitos de su adolescencia. En la radio, por 50 euros y tu creatividad te puedes montar un estudio de radio en tu casa con una calidad notable. El contenido depende de ti, pero tu audiencia potencial es el planeta entero.

democracia-creativa-L-FpI9ii

¿Qué me decís de la televisión? El que hoy no tiene un canal de Youtube es porque no quiere. Está al alcance de cualquiera y completamente gratis puedes crear contenidos y compartirlos con una audiencia planetaria. A nadie se le escapa la brecha de costumbres de consumo audiovisual que hay entre los millennials y el resto del mundo. ¿Qué es eso de esperar a que “echen” algo por la tele?

En el ámbito de la escritura o fotografía, el cambio y la democratización ha sido tan brutal que podría sonrojar a cualquiera. Todos los días, se suben a la red millones de fotografías y de escritos que hacen que muchos de los mitos del pasado en estas disciplinas, tendrían complicado pasar a la historia como lo hicieron en su momento.

Todo esto ha provocado mucho ruido y una banalización del arte que hace casi imposible diferencia la paja del trigo. Sin embargo, también ha provocado que muchas personas normales, hayan podido dar rienda suelta a su creatividad y despertar en su interior un espíritu crítico con lo que consumen. De esta forma, a los que vivían del cuento están dejando de salirles las cuentas.

AUTOR: Nacho Caballero.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s