¿Por qué es bueno sancionar a Cristiano Ronaldo?

Uno se puede preguntar si es bueno sancionar a Cristiano Ronaldo. Un jugador que es un icono universal para millones de niños y adolescentes de todo el mundo. El motivo de dicha sanción fue un empujón al árbitro en el partido de ida de la Supercopa. Fue leve, pero forma parte de una actitud que queremos erradicar.

Otros veranos fueron los de los Pokemon o los de la Cecilia de Borja. Este año es el de Juana y el de la violencia en los campos de fútbol de alevines y juveniles.

Por eso conviene analizar el impacto que tienen los jugadores de fútbol en su entorno. Un nivel de responsabilidad que a nivel de sociedad les hemos atribuido de forma nociva, pero que ahí está. Está claro que en algunos casos les viene grande, como es el caso del ídolo madridista. Por varias razones.

Es bueno sancionar a Cristiano Ronaldo no por la gravedad de lo que hizo, sino por la repercusión desmedida de cada uno de sus gestos.

Cristiano Ronaldo encarna nobles valores como el afán de superación, el esfuerzo, la entrega y la motivación personal y colectiva. Nadie le puede negar sus méritos y éxitos personales y colectivos. Sin embargo, también encarna otros que muchos intentan justificar. A saber, la soberbia, la chulería, la insatisfacción continua, la caprichitis infantil y una mejorable alegría real por el bien común cuando no coincida con el personal.

Por eso, porque millones de niños y adolescentes se miran en él como en un espejo, es bueno sancionar a Cristiano Ronaldo. Porque esos cinco partidos de ausencia de los campos no van a reparar el gesto que tuvo, pero servirán para inculcar la idea de “límites” a los niños. Concepto que muchos padres abandonaron al principio de la educación de sus vástagos.

Una cosa más. A pesar de lo contado en este post, creo que el verdadero problema de la violencia en los campos de fútbol de chavales siempre ha existido. Eso no la justifica, pero el circo mediático la alimenta. El problema de fondo no es dejar las cosas como están. En realidad es que la educación en valores vuelva a ser protagonista en los hogares. Donde las familias se vean y convivan la mayor parte del tiempo posible juntas. Otra vez la conciliación, Si. Que parece como Roma, todo los caminos me conducen a ella.

AUTOR: Nacho Caballero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s