La dieta hipoinformativa

Hace unas semanas os comuniqué que iba a someterme a un experimento social al que titulé “vacas contra anchoas”. El mismo consistía en una dieta hipoinformativa en la que desconecté durante unos días de cualquier contenido proveniente de prensa, radio, televisión o internet.

El efecto más inmediato fue que el tiempo de pronto era más generoso conmigo. Más amplio y holgado. El silencio que generaba no estar pendiente de páginas web, podcast o cualquier otro contacto con la realidad (exceptuando emails), me acercó de forma inevitable a poner foco en lo que sucedía a mi alrededor. Fue como desconectar una fuente de ruido informativa que, aunque no te des cuenta, llena tu mente de distracciones y datos que en la inmensa mayoría de los casos no sirven absolutamente para nada.

También debo decir que durante los días que duró el experimento se disparó la ya por si capacidad de conversar con mi chica. Ella me acompañó en esos prime time con la tele apagada.

Las llamadas de teléfono fueron otro elemento que cobró protagonismo durante esos días como una forma de comunicarme con la gente. Porque las notificaciones del móvil estaban todas silenciadas y a día de hoy, las de Whats App solamente puedo verlas si me meto dentro la aplicación.

Al salir de mi ignorancia mediática me di cuenta de que no había sucedido absolutamente nada que mereciera la pena mi atención. Ni siquiera el (no) Máster de Cifuentes. Fue sentir en gran medida que estaba en el día de la marmota, con las mismas noticias estúpidas de siempre y esa forma de machacar los temas al más puro estilo Ferreras.

Ahí seguían dando perico al torno con el tema de Cataluña, con el de las series que no te puedes perder este mes o las mejores playas para esta Semana Santa. La gran lección de la cuarta semana del Curso de Creatividad de Julia Cameron (origen de este experimento), es que lo que me cuentan los “informativos” solamente sirve para meter información basura en mi cerebro, lo que perjudica seriamente la salud de mi creatividad.

TEXTO: Nacho Caballero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s