El fichaje de Nadie.

Lopetegui ha salido por la puerta de atrás en su anterior trabajo y va a entrar por la de emergencia en su nueva casa. La blanca, concretamente.

La gestión que ha realizado tanto él como su nuevo club de su fichaje, es un monumento a la desfachatez. Una muestra de cómo se las gasta un club que considera que, al ser el mejor del mundo, todo lo que haga es equivalente a mear colonia. Y no.

El bueno de Lopetegui llega con un aval al Real Madrid que es de cero méritos deportivos. Porque mantener invicta a una selección en partidos amistosos contra San Marino, la verdad es que no es como para tirar cohetes. Clasificarla para un Mundial, tampoco.

 

Es más, ha pasado de poder llegar como campeón del mundo o al menos con un buen papel en la Copa del Mundo, a llegar con el currículum sin hazañas reseñables, despedido de su anterior trabajo y para la memoria colectiva no ha dejado de ser aquel que se desmayó cuando comenzó a emitir La Sexta.

Con lo amante que es Florentino de la venta de camisetas y las imágenes de impacto, no me extrañaría que al final no lo fichara o lo despidiera antes de Navidad. Al fin y al cabo está fichando un juguete roto… mérito suyo, en exclusiva.

AUTOR: Nacho Caballero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s