Las ventajas de trabajar por objetivos

En los tiempos que corren es habitual trabajar por objetivos. De hecho, me parece que es un factor de productividad repleto de consecuencias positivas.

– La primera, que al trabajar por objetivos no se calienta la silla

– La segunda, que si esos objetivos son razonables se fomenta el “no presentismo” porque lo que importa es el objetivo.

– La tercera es que, si esos objetivos son razonables, se puede potenciar la conciliación de la vida personal y laboral.

Dicho esto, me quedo perplejo al ver este vídeo y escuchar la evaluación que sus protagonistas hacen de su propio trabajo. Todo ello, después de saber que se han quedado a años luz de su objetivo, fuera el que fuera, pero que eso no solo no les afecta… sino que contestan como si fueran funcionarios de un ministerio.

Lo más grave, es que sean un referente para centenares de jóvenes y no tan jóvenes, cuya vocación es hacer una oposición para ser funcionario: que por definición, ni siquiera es una profesión concreta.

Ver vídeo aquí.

AUTOR: Nacho Caballero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s