¿Cómo acabar con el “Spam emocional” esta Navidad?

Es muy posible que a pesar del noble trabajo realizado por el anuncio de RuaVieja o el de Ikea de esta navidad, haya gente que decida seguir enviándote la típica felicitación navideña de copiar-pegar que tanto odias.

Por eso hoy quiero compartir un antídoto en forma de texto contra esa epidemia que está a punto de desatarse. Para la que hay que tener en cuenta algunas consideraciones para realizar un buen uso de ella:

  1. Solamente la tenemos que utilizar con aquellas personas a las que queremos mucho y pensamos que es recíproco.
  2. De las personas del punto anterior, solamente enviárselo a aquellas que nos envíen un mensaje de copiar-pegar que tenga cero personalización en el texto y que esa sea su manera de felicitarnos la Navidad o Año Nuevo. Aunque también vale para cualquier otra época del año.
  3. Los efectos de aplicar el punto dos son imprevisibles y no nos hacemos responsables. En todo caso, seguramente serán mejores que el mantener una relación de WhatsApp copy-paste, no llamaros por teléfono jamás y sentir que el “a ver si quedamos” se ha convertido en una coletilla vacía de significado.
  4. Para los que piensen que aplicar el antídoto que os propongo puede hacerle perder amistades, que se pregunten si realmente lo que está arriesgando son AMISTADES con todas sus letras.
  5. Con el fin de dar ejemplo, a partir de ahora dejarás de enviar felicitaciones despersonalizadas a nadie. Tampoco a gente de tercera fila en tu vida. A cambio, usarás ese tiempo para llamar por teléfono a la gente que te importa y eventualmente, quedar con esas personas físicamente.

Ha llegado el momento. Allá va el texto que podréis copiar-pegar y enviar a esas personas cuya relación apreciáis tanto, que va necesitando un zarandeo majo que la haga recuperar el pulso:

Hola fulanito. Veo que el anuncio de RuaVieja o de Ikea no te han hecho efecto. Este también es un mensaje de copiar-pegar como el que me acabas de enviar. Más sincero si cabe. Te lo envío para decirte que lo único que siento al ver tu mensaje refrito, es que echo de menos que me llames por teléfono y escuchar mi voz, como yo suelo hacer aunque sea de vez en cuando. Siento que no tienes tiempo para quedar y tomarnos algo, aunque la distancia lo permita. Supongo que no tienes tiempo porque lo tienes que dedicar a seguir reenviando mensajes de copiar-pegar a la gente que tanto quieres. Feliz lo que sea y próspero qué se yo.” PD: si cambias de idea, como decía E.T. “estaré aquí mismo…”

Ni que decir tiene que puedes hacerlo tuyo y editarlo. Ahora solamente lo tienes que copiar y llevártelo a alguna de las aplicaciones de tu móvil tipo Keep o Evernote. Listo para ser utilizado con valentía. Espero que te sirva y que me lo cuentes.

AUTOR: Nacho Caballero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s