Trabajes en lo que trabajes, necesitas una Libreta de Van Gaal.

Para quien no lo conozca, “La Libreta de Van Gaal” (LLdVG) es un fantástico podcast que nació hace relativamente poco y en el que semanalmente, su creador Miguel Ángel Gutiérrez pone en evidencia la mediocridad del periodismo deportivo en nuestro país.

Lo mejor que tiene este podcast es que no ha perdido ni un ápice de la frescura de sus orígenes, ni siquiera cuando comenzó a formar parte de SpainMedia Radio.

En LLDVG puedes disfrutar cada lunes de cómo su creador saca punta, tira de hemeroteca y confronta lo que dijeron algunos periodistas deportivos sobre “x” tema y cómo ahora dicen lo contrario. También puedes escuchar cómo el “a día de hoy” se ha convertido en una muletilla bajo cuyo paraguas puedes decir cualquier cosa que se te pase por la cabeza.

En este fantástico podcast quedan pisoteadas en cada nueva edición, las cinco W del periodismo y toda su ética. Llegas a la conclusión de que el periodismo deportivo de nuestro país, salvo excepciones que no conozco, son un conjunto de iluminados que se inventan noticias para que les sigan llamando para participar en gallineros televisivos o radiofónicos. El fin justifica los medios, hasta puntos insospechados.

Las barbas del vecino cortar.

Llegados a este punto, me planteo cuántos sectores relacionados con la comunicación necesitan tener una LDVG.

Estoy pensando en los informativos de la televisión que día si y día también nos dan noticias en formato telegrama, alejados del rigor informativo y mucho más cerca del chascarrillo y entretenimiento. Como consecuencia de lo cuál, sufrimos cada vez con más frecuencia la repetición de noticias como si fueran nuevas.

¿Sabéis cuántas veces ha contado Antena3 este año lo de los drones voladores para transportar personas? ¿Tenéis idea de cuántas veces han sacado la pieza de los selfies suicidas? ¿Lleváis la cuenta de la cantidad de momentos en los que nos han explicado la factura de la luz? ¿Quién no recuerda haber visto, por enésima vez, una explicación sobre la autonomía de un coche eléctrico? Bienvenidos al mundo de la marmota. Solamente falta alguien con mucho tiempo y ganas de editarlo y mostrarlo de forma nítida.

Ahora que se acerca el final del año, hay otro sector que va a comenzar a contar mentiras como un bellaco a sus clientes. Me refiero a las agencias de comunicación. Aunque habrá excepciones, ha llegado el momento de hacer balances anuales y estoy convencido de que en la mayoría de ellas la conclusión para su clientes es que son los mejores del mercado. Da igual si es verdad o mentira. ¿Quién lo va a comprobar o contrastar? Este año todos vuelven a ser los números 1 de su sector. Aquí también hace falta una LDVG.

La política en todas sus formas es también un ejemplo de LLDVG, pero en este caso si que hay mucha más dedicación a sacar los colores a los amantes del “donde dije digo, digo Diego”.

En todo caso, piensa en tu sector laboral y quizá encuentres un motivo para crear tu propia LDVG, que no es otra cosa que sacar los colores a todos aquellos trabajadores mediocres que estafan a sus empresas y clientes. Ya sean oyentes, televidentes, compradores o personas que les votan.

AUTOR: Nacho Caballero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s